jueves, 15 de octubre de 2020

Reseña: Magia Ígnea (Magia Sombría #3) de Joshua Khan

 

¡Hola Tranceros! ¡Bienvenidos a una nueva reseña! Hoy tendremos el final de una trilogía que ha sido de mis favoritos, sin embargo este final no ha sido del todo satisfactorio...¿Quieren saber más? Hablemos de Magia Ígnea (Shadow Magic #3) de Joshua Khan

¡ALTO AHÍ! Esta reseña tendrá spoilers del primer y segundo libro, así que si no los has leído te dejó las reseñas por aquí y por acá.

¿Más imágenes y frases? ¡Sígueme en Pinterest!

¡Gracias a Editorial Océano por el ejemplar!


¿De qué trata este libro? Nos reencontramos con nuestros queridos personajes: Lily y Thorn, quienes están a punto de viajar al Sultanato de Fuego para visitar a su amigo K'leef y asistir a la coronación del nuevo gobernante de esta región. Sin embargo, todo dará un giro inesperado cuando una terrible competencia por el poder del Sultanato de Fuego se desate, y K´leef, Thorn y Gabriel Solar deberán viajar a territorios inhóspitos para buscar un ave fénix, mientras que, por otro lado, Lily deberá enfrentarse a revelaciones sorprendentes que ponen en peligro en delicado equilibrio del poder que este mundo conoce. Una novela llena de aventuras, toques oscuros y muchas dosis de nuestro querido Hades, el murciélago gigante.

No sé como iniciar esta reseña, pero lo primero que tengo que decir, y sacarme del pecho, es que este libro no me gustó. ¡¿Cómo?! ¡¿Por qué!? ¡Si yo amaba los primeros dos libros! Y es verdad, sigo amándolos, pero esta conclusión, en mi personal punto de vista, quedó muy lejos de sus predecesores, hay muchísimos puntos que no disfruté pero el principal de todos es el final, realmente odié ese final, aunque puedo comprenderlo…hasta cierto punto, y es que solo a un autor, Stephen King, le puedo perdonar un final más o menos abierto pero a Joshuan Khan no, porqué sencillamente no tiene razón de ser, especialmente porque no hay noticias de que vaya a continuar con esta historia. Desde que comencé la novela sentí que le falta ese “algo”, esa “chispa”, ese “qué sé yo”, pero decidí darle el beneficio de la duda y continuar leyendo, pensé que Joshua haría su magia y todo mejoraría…pero no fue así, todo fue empeorando y teniendo muchos huecos argumentales y decisiones que los personajes tomaban pero que contradecían lo que conocíamos de ellos, un gran ejemplo de esto es la inclusión en el equipo explorador de Gabriel Solar…¿Por qué? Ya nos habían dejado claro que el chico es un inútil llorón, no es amigo de Lily, Thorn o K´leef y tampoco es importante en la trama ni aporta nada, así que, ¿Para qué incluirlo?...¡Ah! Por qué es un factor de comedia fácil que ayuda a sobrellevar una trama que, por momentos, se torna aburrida, ahora lo entiendo…vaya. Creo firmemente en que el éxito de los libros que se dirigen a un público infantil, pero que enamoran los corazones de lectores más grandes, recae en que no tratan a su público como lectores de poco seso, que les hablan de tú a tú y que tienen pequeños toques de crudeza y realismo pero con mucho tacto y elegancia y ese es el caso del primer libro, Magia Sombría, donde tenemos una joven gobernante de un país en donde los zombies, fantasmas y murciélagos gigantes son cosa del día a día, un ambiente tétrico y oscuro, incluso llega a tocar la necromancia, un tema que para nada es para niños, de una manera que se comprende, se respeta y no termina siendo invasivo o de mal gusto. Después tuvimos Magia de Ensueño con un mundo oscuramente mágico y fantástico y que nos mostró más de como la muerte no es siempre un adiós, a veces hay algo “más allá”, de verdad que no entiendo la manía de algunos de censurar libros infantiles que hablen sobre la muerte…es la cosa más natural del mundo, y todo esto sin perder sus toques cómicos y sus toques serios; el problema que yo encuentro con Magia Ígnea es que todo este equilibrio se va al traste y aunque el ambiente oscuro se mantiene ya no se siente tan fresco, no sé explicarles la vibra que la historia transmite pero si puedo decir que es muy diferente a los dos libros anteriores.

¿Qué podrá ser? ¿Será que Annie ya es una adulta amargada de la vida que ya no disfruta con lecturas infantiles? ¡NO! (bueno, sí soy adulta :v) Simplemente es que el autor cambió un poco ciertos giros, la historia no resultó tan atrayente, y aquí creo que es más un gusto personal pues yo soy mega fan de Castillo Penumbra y el Sultanato de Fuego me resulto exótico pero no termino de fascinarme, y, lo más importante, que el autor abrió varias nuevas incógnitas en este libro, preguntas que quedarán sin respuesta porque, hasta donde sé, la historia termina aquí, y ahí me surgen muchas dudas, ¿Para qué presentar personajes importantes nuevos si después quedarán en el olvido? ¿Por qué no darle un cierre adecuado a la historia? ¿Por qué dejarnos tantas cosas en el tintero? Será, y estoy simplemente especulando, que…¿Habrá una continuación? ¿Se volverá Magia Sombría una saga interminable? No lo sé, y no lo sabremos hasta que el autor decida que es buen momento para contarnos o, quizás, no lo lleguemos a saber jamás. En resumen, Magia ígnea fue una decepción para mí, aunque mantiene un poco del espíritu de los anteriores libros se queda corto en cuanto a trama, odié con todo mi ser el final pero disfrute, más o menos, el último trayecto de este viaje en compañía de mis adorados Lily y Thorn (tu no K´leef, nunca aprendí a pronunciar tu nombre), a pesar de que este final no me gustara sí que sigo recomendando los libros anteriores, son un trago de agua fresca en este mundo de novelas middle grade y YA, este ha sido un libro entretenido pero la trilogía, en líneas generales, es ¡Altamente Recomendable!



¡Felices Lecturas!

 

 


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola Trancero! Gracias por tu comentario, tu opinión es muy importante para nosotros n_n

Colaboraciones:

Nos interesa tu opinión, si tienes alguna duda, queja, comentario, sugerencia, eres una editorial o autor que deseas colaborar con nosotros o simplemente quieres decirnos Hola, envíanos un correo a:


trancedeletras@hotmail.com