martes, 30 de noviembre de 2021

Reseña: Malibú Renace de Taylor Jenkins Reid

 

¡Hola Tranceros! Bienvenidos a una nueva reseña en el blog. El día de hoy les hablaré de un libro que me ENCANTÓ, una historia sobre familia, crecimiento, padres e hijos y las heridas que cada uno de nosotros carga. Así que, sin mayor tardanza hablemos de Malibú Renace de Taylor Jenkins Reid 

¿Más imágenes y frases literarias? ¡Sígueme en Pinterest!

¡Gracias a Ediciones Urano México por el ejemplar!

“…Pero la tierra rejuvenece, lista para volver a dar vida.

Destrucción. Y renovación, renaciendo de sus cenizas. Es el ciclo del fuego…”

 

¿De qué trata este libro? La historia nos presenta a los Rivas, hijos del famoso cantante Mick Rivas; recordemos que en Los Siete Maridos de Evelyn Hugo uno de los maridos de nuestra Diosa Evelyn es Mick Rivas. Los hermanos Rivas son hermosos y exitosos y todo el mundo quiere estar cerca de ellos, especialmente gracias a la súper fiesta que dan en casa de la hermana mayor Nina, la historia de Malibú Renace se desarrolla en un día, el día de la icónica fiesta, y a lo largo de ese día descubriremos muchos de los secretos que los Rivas han guardado, sus aspiraciones, sus sueños y conoceremos la historia de sus padres y, cuando al final todo se relacione, todo arderá…¿Qué sucederá en esta maravillosa historia?

“…Al fin y al cabo, era una mujer viviendo en un mundo creado por hombres. Y ya había aprendido tiempo atrás que esos imbéciles siempre se protegen entre ellos. No son capaces de serles fieles a nadie, pero son sorprendentemente protectores entre ellos…”

Con Malibú Renace, Taylor Jenkins Reid se ha consagrado como una autora de la que debo leer cada novela que salga y si su lista del súper se publica pues también la leo. Y es que tiene una pluma tan hermosa y una capacidad para crear historias que me llegan al corazón que de verdad no puedo creer como no la conocí antes. Malibú Renace aborda un tema que últimamente ha sido importante para mí: el legado que los hijos tenemos de nuestros padres. Y por “legado” no me refiero a cosas materiales, me refiero a la carga de sentimientos, vivencias y heridas que vamos repitiendo por generaciones, la carga que dejan los que nos precedieron y que tienen que cargar los que vendrán después. La historia de Malibú Renace es una historia que se centra en los personajes y no tanto en los acontecimientos, desde el principio se nos deja en claro que es una novela familiar y que la familia completa es la protagonista, por mucho que en la sinopsis solo se hable de los 4 hermanos Riva, y también es la historia de un amor juvenil que fracaso, de ilusiones y promesas rotas, de pérdida, de dolor, de amor y de renacimiento. 

“…Pensó que ser demasiado autosuficiente era un poco cruel para las personas que te quieren. Les robas la oportunidad de saber lo bien que se siente dar a los demás, les impides descubrir su valor…”

Hablemos de lo importante en este libro, los personajes. Como toda línea familiar iniciaremos con los antecesores: los padres en este caso Mick Rivas y June Costas. Su historia trágica, cómica o romántica (dependiendo del enfoque) nace en 1956, cuando ambos son muy jóvenes para conocer lo que es el amor y justo cuando se conocen, ambos se enamoran profundamente, con ese amor marcado por la inocencia de ser el primero, cargado de promesas y lleno de esperanzas para el futuro. Pero, lamentablemente, la gente crece y los intereses van cambiando, las heridas y patrones aparecen y todo esto nos hace lastimar a aquellos que amamos. De esta historia nacen los 4 hermanos Riva: Nina, Hud, Jay y Kit. Su historia se narra en 1983 y está profundamente marcada por el amor que se tienen, el apoyo que se brindan y secretos que guardan en lo profundo de sus corazones. Nina, la mayor, es una talentosa surfista mejor conocida por ser una hermosa modelo de Surf, a pesar de que no ama que la gente la conozca solo por eso, es uno de los personajes más fuertes y dulces que he tenido la dicha de conocer, de verdad que me daban ganar de abrazarla y decirle que todo iba a salir bien. Tenemos al par inseparable: Jay y Hud, el primero es un campeón del Surf que pronto tendrá que despedirse de lo que tanto ama hacer y Hud es un talentoso fotógrafo que le esconde un secreto oscuro a su querido hermano, ambos son geniales (Hud más que Jay, la verdad) y son entrañables (pero no son Nina) y, finalmente, tenemos a la pequeña de la familia: Kit. Ella es la más insegura de los 4, no está 100% segura de a qué quiere dedicar su vida pero es quién, irónicamente, descubre mucho más de sí misma que sus hermanos (aún así, NO es Nina) y aunque también quería protegerla y amarla no era tanto mi instinto de protección como Nina Bebé <3

“…Pero justo entonces, comprendió que su trabajo no consistía en cargar con la caja entera. Su trabajo consistía en clasificar lo que había dentro. Decidir qué guardar y qué dejar atrás. Tenía que elegir qué parte de lo que había heredado de sus predecesores quería cargar de ahora en adelante. Y qué partes del pasado quería dejar atrás…”

Volvamos a Mick y June, pues siento que son personajes que están muy bien trazados y de los que más podemos hablar. Mick no vale la pena, es un hombre que se deja consumir por la fama y la admiración de los demás y abandona a su familia sin importarle nada, lo odié mucho al principio y al final lo odié más pues, aunque deja un mensaje de perdón, realmente jamás se hizo cargo de sus responsabilidades y lo delegó todo a terceras personas. Ahora hablemos de Jude, ay Jude. La amo y la odio, la amo porque entiendo su sufrimiento, comprendo ese amor de juventud que te hace esperar que todo mejore pensando que si no te aferras a esa persona tu mundo se vendrá abajo, pero no entiendo la forma en que decide estancarse en su dolor y no avanzar, y menos la entiendo (y no la perdono) por lo que les hace pasar a sus hijos, es un personaje débil y egoísta al que quieres abrazar y apoyar pero al mismo tiempo quieres echarle en cara lo irresponsable que es. Como ven, Malibú Renace esta cargada de sentimientos, es un libro que estoy segura que no dejará a nadie indiferente pues es una historia que toca fibras sensibles y que nos muestra que, a veces, el pasado sigue muy presente, que el amor de tu familia no siempre es lo mejor que habrá en tu vida pero que el crecimiento, la pérdida y el dolor son oportunidades para salir más fuerte de la adversidad y desarrollar la resiliencia, para renacer más fuertes y poderosos…como un ave fénix. Hermosa, nostálgica, devastadora y maravillosa, sin duda es una lectura ¡Altamente Recomendable!

¡Felices Lecturas!

 

 


Colaboraciones:

Nos interesa tu opinión, si tienes alguna duda, queja, comentario, sugerencia, eres una editorial o autor que deseas colaborar con nosotros o simplemente quieres decirnos Hola, envíanos un correo a:


trancedeletras@hotmail.com