jueves, 21 de octubre de 2021

Reseña: Ariadna de Jennifer Saint

 

¡Hola Tranceros! ¡Bienvenidos a una nueva reseña en el blog! El día de hoy les hablaré de una novela maravillosa, y desde este momento puedo afirmar que irá a mis mejores lecturas del 2021, un retelling de una figura que participa en uno de los mitos griegos más famosos. Hablemos de Ariadna de Jennifer Saint

¿Más frases literarias? ¡Sígueme en Pinterest!

¡Gracias a Ediciones Urano México por el ejemplar!


¿De qué trata este libro? Ariadna es una recreación del personaje de Ariadna, personaje bastante importante dentro del mito del Minotauro y que ayudo al héroe griego Teseo a derrotar a dicho monstruo. En el caso de esta novela escrita por la autora Jennifer Saint vamos a conocer los orígenes, la infancia y la vida después de Teseo de nuestra querida Ariadna, acompañados, también, de su hermana menor Freda, Jennifer Saint le da voz a dos mujeres de la mitología griega que vale muchísimo la pena conocer. Ariadna es hija del Rey Minos de Creta (un rey muy justo) y de Pasífae (hija del Dios Helios), recordemos que Pasífae sufre una maldición dada por Poseidón y se aparea con un toro naciendo así el famoso Minotauro, que vendría a ser medio hermano de nuestra protagonista; Ariadna crece conociendo la naturaleza vengativa y rencorosa de los Dioses y odiando/amando a su medio hermano, conociendo los estragos que esto dejó en Pasífae y jurándose a sí misma que ella nunca se rendirá sin luchar; cada cierto tiempo Atenas envía a jóvenes sacrificios para alimentar al Minotauro y en uno de esos “cargamentos” llega el Príncipe Ateniense Teseo, Ariadna se enamora rápidamente de él y decide ayudarle a escapar con vida del Laberinto donde mora el Minotauro, entregándole un hilo rojo que lo ayudará a encontrar el camino de salida, y así Teseo vence al malévolo monstruo y libera a su pueblo del yugo de Creta; lo que no sabemos es que este es solo el inicio de la historia de Ariadna, una historia que nos habla sobre el amor, la pérdida, la lucha femenina y la hermandad, ¿Se atreven a conocer esta historia?


No tienen una idea de lo mucho que disfruté está historia, no sabía muy bien que esperar pues es la primera vez que leo la pluma de la autora pero de verdad que no tiene desperdicio, hay varios puntos positivos a destacar, el primero es la maravillosa forma en que la autora nos presenta el lado femenino d ellos mitos griegos, no es sorpresa para nadie que la Mitología Griega es, en algunos aspectos, un poco misógina y que casi siempre las que se llevan los peores castigos o son presentadas como víctimas o victimarias son las mujeres, exceptuando casos de Dioses potentes como Atenea, Deméter, Artemisa o Hestia. Pasífae, por ejemplo, su único pecado fue haber sido esposa del Rey Minos (porque ni siquiera es que el se lleve el castigo, es ella y todo es porque Pasífae era una especie de objeto que le daba valor a Minos, esto al ser hija de un Dios), Medusa también es víctima de castigo divino sin deberla ni temerla, y Ariadna sufre tremendamente por haberse enamorado de un Héroe que, se supone, sabe de honor y gloria, mientras que ella lo ayuda a salvar a su pueblo y a sí mismo el le paga con traición y deslealtad, la autora hace mucho énfasis en ello y nos va mostrando, a lo largo de la historia, las formas en que estas mujeres alcanzaban su propio honor y su propia gloria más allá de ser “la hija de” o la “esposa de”, sus nombres son recordados al lado de los nombres de Dioses y Héroes y eso es lo que esta novela busca, poner en alto el nombre de Ariadna, Freda e incluso Pasífae. 

La realidad es que la novela llega a ser brutal en algunos aspectos, pues nos presenta la historia de Ariadna tal y como es, sin adornos y sin suavizar, su final trágico y la autora respeta esto y lo plasma de una manera hermosamente dolorosa. Hay un aspecto curioso, en cuanto a la narrativa, que personalmente me gustó bastante y es que, más o menos a mitad de la novela, la narración deja de ser sólo de Ariadna y pasa a compartirla con otro personaje femenino, y así ambas nos dan diversos y diferentes puntos de vista de todo lo que ocurría alrededor de las dos lo cuál aportaba mucha riqueza a la historia y nos daba un panorama mucho más amplio. Finalmente me queda decir que lloré un poco con el final del libro, aunque sabía más o menos lo que iba a ocurrir no espere que fuera tan brutal y tan doloroso, me dolió porque realmente llegué a encariñarme y a querer a las dos protagonistas (porque en cierto punto la historia ya no es solo de Ariadna, como comenté anteriormente) y estoy fascinada por la historia, la forma de escribir de la autora y muero de ganas de leer su siguiente libro (crucemos deditos para que Umbriel lo edité) que nos hablará sobre la figura de Electra. Les recomiendo leer este libro en compañía, en mi caso yo lo hice en lectura conjunta con mi querida Iris de Sweet Darkness Blog, pues la experiencia se enriquece aún más y si su acompañante sabe tanto de mitología como Iris…ufff, le encantará 😉 No dudo en decir que es una de mis mejores lecturas del 2021 y, además, es una lectura, ¡Altamente recomendable!



 

¡Felices Lecturas!

 


 

 

 

 

miércoles, 20 de octubre de 2021

Reseña: Siempre el Mismo Día de David Nicholls

 

¡Hola Tranceros! ¡Bienvenidos a una nueva reseña en el blog! El día de hoy hablaremos de una comedia romántica que me ha ayudado a recordar el porqué no suelo leer este tipo de libros, el libro que inspira una película (que aparentemente le gusta a muchas personas) protagonizada por la gran Anne Hathaway, hablemos, pues, de Siempre el Mismo Día de David Nicholls 

¿Más imágenes y frases literarias? ¡Corre a seguirme a Pinterest!

¡Gracias a Ediciones Urano por el ejemplar! 


¿De qué trata este libro? Siempre el Mismo Día nos presenta una historia de amor que se va desarrollando a lo largo de 20 años y que se nos muestra durante el mismo día, el 15 de Julio del año 1988, y la pareja protagonista es Dexter y Emma, ambos son diametralmente diferentes. Dexter es el típico chico rico que cree que todo el mundo está hecho para venerar el suelo que pisa (lo siento amigos pero me cae muy mal este tipo) y Emma es una chica más reflexiva, más dulce, insegura y aventurera. Ellos dos comienzan su “historia de amor” la noche después de su graduación y a partir de ese momento quedarán ligados por varios años encontrándose y desencontrándose (creo que esta palabra ni existe :v) en este camino llamado vida…Y ya, básicamente de eso va esta historia. ¿Les gustaría saber más?

Primero que nada, quiero avisar que esta reseña contiene un poco de hate, así que si eres un fan del autor o del libro te aconsejo que te retires antes de comenzar a explayarme; gracias. Primero que nada debo decir que tenía expectativas súper altas con este libro pues leí reseña muy buenas y, en general, la comunidad lectora recomendaba mucho al autor, además de que pensé que la historia seria de esas que te hacen sentir bonito en el corazón y, además, te hacen llorar mucho. Pero ño, me equivoqué en todo. Toda la historia comienza el 15 de Julio, cuando estos dos seres humanos que no tienen nada en común deciden pasar la noche juntos, al final comienzan a mantener el contacto porque sienten que “hay una bonita amistad entre ellos” cuando la realidad es que hay una fuerte atracción romántica pero los dos son unos cobardes que no quieren admitirlos, a la par ambos van creciendo y van experimentado cambios en su vida y lecciones que todos pasamos (los primeros empleos, llorar, no saber que hacer de tu vida, llorar más, algunas decepciones amorosas, llorar todavía más, sentirte perdido y arrepentirte de tus decisiones y llorar otro tanto), todo suena muy bonito ¿No? ¡Pues no es cierto! (referencia a Adal Ramones, perdón por todo). Resulta que, para el lector, ni Emma ni Dexter tienen nada en común, son personajes insulsos, bueno Emma no tanto pero era un poco desesperante, y no estaban bien juntos de ninguna manera. ¿Por qué? Porque este libro tiene el estereotipo de clichés de género que tanto, tanto detesto. Emma es la que vive secretamente enamorada de Dexter, aislándose de todos porque en el fondo solo lo quiere a el, ella es la que crece como personaje, aprende, se cuestiona, pasa situaciones de crisis emocionales, madura, es un personaje que vale la pena conocer pero Dexter es otra cosa, es inmaduro, es egoísta, es narcisista, es despreocupado, se la pasa de pareja en pareja llenando sus vacíos con sexo y alcohol, nunca crece, nunca se cuestiona cosas, siempre de fiesta y se le pinta como el prototipo de galán. ¿Cómo?

Volvemos al estereotipo de la mujer que espera a que el hombre de su vida madure y crezca y, eventualmente, decida estar con ella. ¡Y eso es lo que tanto me molesta de este libro! Me habría encantado que cuando a Dexter al fin se le pegara la gana hacerle caso a la mujer que siempre lo amó, ella lo hubiera mandado lejos pero no, lamentablemente eso no pasa, y ahí tenemos esos clichés tóxicos de los libros, nosotras a esperar a un patán que algún día, cuando se cansé de jugar, se fijara en que siempre estuvimos a su lado y ¡boom!, el amor. De verdad que cada vez que leía las perspectivas de Dexter lo odiaba más y sentía asco de pensar en amar a una persona tan inmadura y egoísta y Emma me desesperaba por su pasividad, por su espera eterna, pro tener tan poquito amor propio que se quedaba de incondicional esperando y esperando…¡Argh! Quiero aclarar que esto es SOLO MI PUNTO DE VISTA, no significa que la historia sea mala, simplemente no conecte con ella y pase muchos corajes, pero el libro esta bien escrito, la historia puede resultar adorable para algunos lectores y si van con expectativas de una comedia romántica seguro que será uno de sus libros favoritos, pues hay que admitir que David Nicholls escribe bastante bien y su prosa es introspectiva y, en algunas partes, conmovedoras. Sin embargo, no lleven expectativas demasiado altas, vayan con el corazón clamado y la mente clara (mirada lejana al infinito) y tengan presente que si son fans del romance y les gustan las novelas medio empalagosas igual este libro tampoco es para ustedes. Siempre el Mismo Día es una novela de personajes, que usa el amor como un telón para desarrollar una historia de introspección entre dos personajes que tienen poca química entre ellos pero que todos sabemos, desde el inicio y desde la sinopsis, que terminarán juntos; no es un libro malo porque la prosa es hermosa y la historia puede ser muy buena para muchos lectores, pero lamentablemente es una historia con la que yo jamás logré conectar

¡Felices Lecturas!

 


 

 

 

Colaboraciones:

Nos interesa tu opinión, si tienes alguna duda, queja, comentario, sugerencia, eres una editorial o autor que deseas colaborar con nosotros o simplemente quieres decirnos Hola, envíanos un correo a:


trancedeletras@hotmail.com