martes, 27 de septiembre de 2016

Reseña: Cautivados (Gilded Wings #2) de Aimee Agresti



¡Hola Tranceros! Les doy la bienvenida a una reseña más en el blog, el día de hoy vamos a hablar de una novela que me dejo algo indiferente pero que hace algunos años atrás me habría hecho fangirlear. Con esto intento decir que probablemente a los lectores más jóvenes (aquellos que estén en la transición de los libros infantiles a los libros juveniles) disfrutarán muchísimo de esta saga. Hablemos de “Cautivados” segundo libro de la saga (¿trilogía?) Gilded Wings de la autora Aimee Agresti. (Si no conocen el primer libro, den click aquí para ver la reseña de “Iluminados”)







Después de los terribles acontecimientos ocurridos en el Hotel Lexington, los aspirantes a ángeles Haven, Dante y Lance deberán enfrentar una nueva prueba, más oscura, más peligrosa y esta vez no estarán tan solos. Gracias a su intuición los 3 amigos llegan a la mística Nueva Orleans donde parece ser que algunos demonios hacen de las suyas, dejando un reguero de cadáveres a su paso, sin embargo, Haven, Dante y Lance deberán decidir si seguirán del lado de la luz o se entregarán a la oscuridad. Primero voy a admitir que me costó un poco adentrarme en la historia porque se me había olvidado lo que ocurrió en el primer libro, esto es culpa de mi memoria no de nadie más, pero leyendo un pequeño resumen pude sobrellevar esto. Y es entonces que me topé con el segundo gran problema: la narrativa, no sé qué paso con la pluma de la autora o si fue la traducción, pero me costó mucho (yo diría que hasta demasiado) adentrarme en la historia y cuando por fin lo logre me encontré que había frases que se sentían inconexas y la propia novela hacia que el lector se perdiera (ya después llegue a la conclusión que era culpa de la autora y de nadie más), eventos que eran importantes solo aparecían mencionados de pasada, por ejemplo, Haven tiene que entrenar, sabemos que lo hace porque se nos menciona de pasada pero cuando volvemos a ver sus habilidades resulta ya ser una experta y no puedo dejar de preguntarme ¿En qué momento paso? ¿Cómo? ¿Me perdí de algo?; esto se siente a lo largo de toda la novela, es como su la autora tuviera la idea en su mente o compartiera un chiste privado consigo misma y los demás, simples espectadores, no comprendiéramos que rayos sucede. 


Quitando eso de lado, hablemos de la novela en sí misma. En la reseña de iluminados les comenté que, aunque no amaba la historia si encontraba elementos interesantes en ella, las referencias a “EL Retrato de Dorian Gray”, algunas obras pictóricas que se mencionaban, el personaje de Dante que me parecía entrañable y que se nos hablará de ángeles, pero todo ello no aparece en esta continuación, el “don” de Haven apenas se menciona, Dante casi no tiene apariciones y las pocas son demasiado sosas, ya no hay referencias a obras de arte y básicamente la historia es ver a nuestros protagonistas en sus relaciones adolescentes (y bastante planas, debo decirlo) y en enfrentándose a unos demonios a los que les falta maldad, para ser demonios no siento esa oscuridad que deberían tener, no se les teme, son intrascendentes.


Con todo lo anterior dicho seguramente piensan que odio el libro, no es así, sencillamente lo siento excesivamente juvenil, casi infantil, no por la temática, no por los personajes, sino por la forma de narrar de la autora y la poca trascendencia y profundización que tiene la historia, y esto no significa que crea que los libros infantiles son poco trascendentes o profundos, para nada. Simplemente hay que admitir que al estar enfocados a los más jóvenes no se hace tanto hincapié en temas más profundos. En este caso vemos unos chicos en proceso de volverse ángeles y unos demonios que matan pero que les falta fuerza maligna, que nos hablan de muertes y almas malditas, pero tan superficialmente que no se siente esa aura malvada, es como si la autora sintiera miedo de ahondar en ellos o simplemente no supiera mucho sobre ángeles y demonios. No podría decir que el libro no me gusto porque me entretuvo y el final me dejo bastante intrigada, me pareció ligero, entretenido, pero poco memorable, no sería una lectura que volvería a re-leer y de hecho, me encantaría pasarla a un lector más joven (si yo hubiera leído esto como a los 12-14 me habría encantado, pero en mi época no había libros juveniles) para que encuentre su camino. 


En resumen, “Cautivados” no es una mala continuación, simplemente es demasiado enfocada a un público muy joven, a la autora le falta explorar más su pluma y madura como escritora. Los personajes son planos y casi no se empatiza con ellos y los ángeles y demonios aquí descritos no tienen perfiles que los identifiquen como tales. Lo recomiendo para los lectores que comienzan su transición entre los libros infantiles y los libros juveniles, estoy segura de que les ayudará en ese puente.


























































2 comentarios:

  1. Me llamó la atención wl primer libro a pesar de la portada... pero luego lo supere.
    No creo leerlos honestamente, con lo que dices mejor declinó y me enfocó en otras lecturas.
    Saludos!

    ResponderEliminar

¡Hola Trancero! Gracias por tu comentario, tu opinión es muy importante para nosotros n_n

Colaboraciones:

Nos interesa tu opinión, si tienes alguna duda, queja, comentario, sugerencia, eres una editorial o autor que deseas colaborar con nosotros o simplemente quieres decirnos Hola, envíanos un correo a:


trancedeletras@hotmail.com